Mis libros

Puedes adquirirlos AQUÍ y si quieres leer el primero de los relatos entra en el link de la versión Kindle
WESTE

ESTA ENTRADA ES FIJA PERO EL BLOG SE SIGUE ACTUALIZANDO DEBAJO 

Share Button
Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

Las mejores universidades de España

(según la nueva edición del ‘Academic Ranking of World Universities’, una de las clasificaciones sobre instituciones de educación superior más prestigiosas a nivel mundial)

Share Button
Publicado en datos | Deja un comentario

Crisis alimentarias recientes en Europa

Share Button
Publicado en datos | Deja un comentario

Financiación autonómica

La que a mi juicio es una de las medidas más inteligentes tomada por el gobierno de Rajoy fue la creación del FLA (Fondo de Liquidez Autonómica) que surgió en julio de 2012 de la necesidad. Por entonces la prima de riesgo volaba y se hablaba de pedir el rescate a la UE (que finalmente ocurrió aunque fue parcial) y las autonomías o bien no encontraban forma de conseguir colocar su deuda en los mercados financieros o para hacerlo debían pagar tipos exorbitantes. Entonces el estado central se comprometió, a cambio de un pequeño diferencial, a suministrarles la liquidez que necesitaban a aquellas que lo pidieran. Además de abaratar costes, el FLA ha generado una dependencia financiera de algunas autonomías hacia el estado central

Y a su vez el estado ha aprovechado para condicionar los créditos y sus tipos de interés a la reducción del déficit autonómico, que ha sido el gran protagonista de la bajada del déficit desde el 10,47% de 2012 al “exitoso” 4,3% de 2016. De hecho, 2016 ha resultado ser la primera vez desde que se tienen registros que las CC.AA. cumplen con el objetivo de déficit. El FLA ayudó, las amenazas de Montoro (que se han hecho extensibles a los ayuntamientos, por ejemplo impidiendo que el superávit de Madrid se gaste y obligando a que se use para reducir deuda) de retirarlo… y los recortes en sanidad y educación también, claro.

Ahora cada vez hay más voces pidiendo que el FLA desaparezca porque esa facilidad para el endeudamiento de las CC.AA. genera incentivos perversos. BBVA Research los resume en dos: “es injusto que el coste de políticas heterodoxas por parte de algunos Gobiernos regionales se distribuya entre todos los contribuyentes españoles y, aunque imperfecto, el mercado es un mecanismo más de control, con la ventaja de que su juicio es transparente y a la vista de los votantes”. Es cierto pero esos mismos argumentos los podríamos aplicar a la ayuda que está dando el BCE a la financiación estatal y no es justo que España se beneficie de ello y las autonomías de España, no. Si consideramos como justo el programa de compras de deuda soberana de BCE (que se aplica incluso cuando algún miembro, como España, no cumple con el déficit), no se puede decir que el FLA sea injusto.

España con las cifras que tiene a día de hoy podría financiarse en los mercados con relativa facilidad –aunque a precios más caros- incluso sin BCE pero algunas autonomías sin esa gran liquidez que proporciona el banco central, podrían tener problemas. Lo ideal es que ni España ni las autonomías necesiten ayudas para poder financiarse por sí mismas porque los mercados estén deseando comprar sus emisiones dada la fortaleza financiera y solvencia de nuestras cuentas. Para conseguir que las autonomías lleguen a ese punto, se discute por un mejor modelo de financiación autonómica.

Es un tema espinoso porque al final siempre que se trata este tema salen las matemáticas más básicas: si las comunidades ricas aportan menos salen perdiendo las menos ricas, y si éstas reciben más, salen perdiendo las ricas. Y por más que los políticos quieran suavizarlo para salvarse electoralmente en la comunidad autónoma afectada, esto es así. Por otro lado, las CC.AA. se quejan de tener demasiados gastos sin tener suficiente libertad para garantizarse los ingresos correspondientes aunque de nuevo vamos a las matemáticas: si se transfieren impuestos centrales a las autonomías, lo que éstas ganan, lo pierde el estado. Además, hay problemas: los impuestos indirectos no se pueden descentralizar según Europa, dar libertad al Impuesto sobre Sociedades provocaría una competencia fiscal entre comunidades que es contraproducente y provocaría fricciones como ya está pasando con los de sucesiones, donaciones y patrimonio que además tampoco recaudan lo suficiente. En el IRPF ya hay una cuota autonómica y si ésta sube, baja la estatal así que…. estamos igual. Y luego está el tema de Navarra y Euskadi y su “situación especial”.

Al final, lo que suele ocurrir es que se inventan tasas nuevas, pagamos todos y sigue sin tocarse ni el gasto, ni la estructura que provoca esos desajustes. Pero el debate está abierto…

 

Share Button
Publicado en economía, españa, política | Deja un comentario

Muy pocos ahogados en España son menores de edad

Share Button
Publicado en datos | Deja un comentario

Políticos con ideas de bombero

Es evidente la falta de preparación que el español medio tiene en economía, inversiones e incluso en finanzas básicas y también es obvio que de ello se aprovechan tantos bancos como políticos (y algunos estafadores más cuyos escándalos son noticia periódicamente) aunque hay algo que va más allá del nivel educativo y es el sentido común, Y ya sé que como dice el dicho es “el menos común de los sentidos” pero creo que es posible, recurriendo a él, explicar por qué algunas propuestas económicas son factibles y otras no, sin necesidad de saber de economía. De hecho, estoy seguro que habrá más artículos con el título del de hoy si, como parece, los políticos son capaces de inventar cualquier cosa con tal de ganarse al votante dudoso cada día más tentado hacia la abstención. Hoy voy a intentar explicar, usando el sentido común, lo nada factibles que son dos ideas que se han lanzado los últimos días:

Pablo Echenique,  doctor en físicas y actual número 2 de Podemos, afirmó que los ricos deberían pagar el 95% de impuestos por sus ingresos. No voy a entrar en si es injusto o en si desanimaría la actividad económica (¿esforzarse para ganar sólo un 5% de todo lo que uno genera?) ni siquiera en las enseñanzas históricas sobre este tema, sólo en si su aplicación generaría más ingresos fiscales. ¿Qué pasaría si alguien que hoy por cada millón de euros que gana se queda con 500 mil para él, intuye que va a ganar las elecciones mañana un partido que hará que esa cantidad se reduzca a 50 mil? No entremos ni en ideologías ni en cifras, sólo usemos el sentido común: ¿Qué haríamos muchos en ese caso? Pues si podemos, la mayoría irnos a otro país. Es lo que haría Messi por ejemplo y seguramente la mayoría de los titulares de Madrid y Barça. Y si lo hacen los mejores deportistas lo harían los mejores profesionales en todos los campos. Porque a nadie le gusta trabajar para quedarse sólo un 5% del fruto de su trabajo.

Perder a la élite es grave pero no sería la única consecuencia: al gravar el 95% de los beneficios, todo el que tiene un patrimonio que produzca rendimientos también tendrá la tentación de llevárselo al extranjero. La fuga de capitales sería un grave problema económico y bancario como vimos en Grecia no hace tanto. Y repito que no hace falta ser economista para verlo, sólo con sentido común se puede comprobar que una medida fiscal tan extrema es un error y que además sólo sería aplicable si todos los países del mundo la aplicaran para que no hubiera donde ir.

¿Conclusión? Una tasa del 95% a los más ricos acabaría por reducir los ingresos fiscales lo que acabaría suponiendo que los menos ricos, o sea nosotros, deberíamos pagar más para cubrir ese agujero. Además, provocaría problemas de fuga de profesionales y capitales con lo que la economía empeoraría.

Alberto Garzón, diputado y economista (¡!) afirmó que para acabar con el paro lo mejor era contratar a los parados como empleados públicos. No entró a explicar en qué categorías (lo digo porque siempre pueden hacer falta más maestros o médicos pero ¿y los parados que vienen del periodismo o de la banca, dónde se colocarían?) ni con qué sueldos ni de qué manera (dado que los actuales han pasado una dura oposición, no sería normal que les contrataran “porque sí”) y ni siquiera de lo que supondría para el conjunto de trabajadores privados y autónomos el saber que las administraciones públicas contratan por contratar, así que sólo vamos a utilizar el sentido común para averiguar si es factible una medida así. Actualmente hay (lo vimos no hace mucho) unos 3 millones de empleados públicos luego para acabar con el paro sería mínimo doblar esa cifra ya que hay más de 4 millones de parados. Supongamos que cada uno supone un coste para el empleador de, tirando por lo muy bajo, 25 mil € al año; eso son, si se contrata a un millón el primer año, como propone, unos 25 mil millones de € de gasto público fijo ¡cada año! Por mucho que esos ingresos reviertan en la economía vía impuestos y consumo y resten al gasto el subsidio de paro o los 426€, eso supondría casi doblar el déficit público actual lo que llevaría a más emisiones de deuda y además sería inaceptable dentro de la Eurozona. El sentido común nos dice que si hay problemas para pagar las pensiones, esta propuesta es inconcebible porque provocaría un agujero estructural puesto que es un gasto anual que se mantendría en el tiempo.

Claro que Alberto tiene un hermano, Eduardo, también economista (¡!) y asesor en el ayuntamiento de Madrid que defiende que si recuperamos la soberanía monetaria (y no vamos a entrar en el shock a corto plazo que supondría salirnos de la Eurozona y la UE para no extendernos) y necesitamos dinero, lo único que tenemos que hacer es imprimirlo. Incluso sin saber que es un error confundir riqueza con dinero y hasta desconociendo que un gobierno que emite dinero sin respaldo acaba empobreciendo a su pueblo vía inflación y que con una divisa sin valor no podríamos ni pagar las importaciones de crudo, incluso sin conocer los numerosos ejemplos históricos y actuales… de nuevo el sentido común nos debería avisar que si todo fuera tan fácil como imprimir dinero cada vez que se necesitara, todos los países lo harían y nunca habría ni deudas ni problemas económicos en ninguna parte nunca. No creo que hagan falta sesudas explicaciones, basta con el sentido común para saber que este señor no es un genio que sabe algo que nadie más sabe en el mundo y que lo resolvería todo.

Repito, seguro que habrá más entregas y aunque esta vez los protagonistas, por la actualidad de sus declaraciones, han sido tres personajes de izquierda, no dudo que los siguientes serán de todas las ideologías ya que políticos con “ideas de bombero” tenemos de sobra ¡si hasta tenemos un Parlamento que pretende decirle a los profesionales de la enseñanza cuántos deberes deben poner a los niños!

 

Share Button
Publicado en economía, españa, política, política social | 1 comentario

The Global Top 10 Android Apps

Share Button
Publicado en datos | Deja un comentario

Las mareantes cifras de Whatsapp

Share Button
Publicado en datos | Deja un comentario

El momento del ciclo

De vez en cuando hay que repetir algunos consejos como que nunca hay que tener más de 100 mil € en una misma entidad. Como que si invertís en bolsa, hay que ser consciente de que se compra un activo de riesgo y eso significa que voluntariamente se asume que se puede perder dinero. Como que el que está comprado en bolsa sólo tiene un modo de limitar sus pérdidas: vendiendo… porque mientras siga comprado puede perder más, por eso es aconsejable siempre usar stop-loss para que cada uno se fije un límite máximo de lo que está dispuesto a perder si se equivoca. Porque el riesgo existe, porque los mercados no son perfectos y además reflejan no sólo los datos (que además nunca podemos saber si son verídicos), también las expectativas. Y si esto no pasara no existirían los cambios porque entonces tendrían un precio fijo durante 3 meses que no se movería hasta la publicación de los resultados trimestrales.

Invertir en un activo motivado por información errónea es una putada y es comprensible que a todo aquel que le pase, proteste e intente ser compensado pero ha pasado, pasa y pasará. Y en la mayoría de los casos (desde Pescanova a Gowex pasando por los bonos griegos, los pagarés de Rumasa o el más reciente de Popular) la pérdida ronda el 100% de la inversión. Pero repito,la inversión en un activo de riesgo es voluntaria y uno de los factores que hay que tener en cuenta, puesto que la economía y los mercados son cíclicos, es en qué momento estamos. Para ello podemos fijarnos en los EUA, la mayor economía del mundo y el país con los mercados bursátiles más influyentes del planeta. Ahora mismo, este gráfico tiene algunas semanas, la economía lleva casi 100 meses de expansión que es la tercera más larga de su historia

Bolsas en máximos, tasa de paro en mínimos, complacencia extrema… No parece buen momento para pensar en que esta situación se vaya a prolongar mucho más tiempo sin algún tipo de retroceso. Y si la economía se contrae, difícilmente Wall Street seguirá subiendo. Según un estudio de ciclos realizado por Michael A. Alexander, resulta que las posibilidades de recesión tras 8 años de expansión –oficialmente se cumplen este mes- es del 35%, tras 9 años es del 55% y tras 10 años es del ¡73%! Nadie conoce el futuro pero es evidente que esta fase de subidas bursátiles y crecimientos económicos en la mayor potencia del planeta están cerca de acabarse. Como individuos poco podemos hacer contra eso pero como inversores sí, debemos extremar la prudencia. No podemos arriesgarnos a invertir pensando en el largo plazo si estamos en el equivalente a 2006 o 2007.

Y como el artículo me ha quedado breve, unas aclaraciones de las cifras publicadas en el informe (por cierto, con cero autocrítica) de BdE sobre el coste del rescate financiero 2008-2014 porque los medios generalistas han provocado algo de confusión. Primero, el capital se usó para que no quebraran las antiguas cajas una vez que fueron nacionalizadas, no es un regalo porque ese dinero no lo recibió nadie, se usó, acertada o equivocadamente, en algo que era propiedad del estado, segundo, es lógico criticar al PP pero esta situación vino heredada cuando llegó al gobierno central por lo que la culpa es del PPPSOE y de algún partido más que en su correspondiente autonomía no fiscalizaba bien el desempeño de las cajas, y tercero, respecto a las cifras, a día de hoy las pérdidas son de algo más de 72 mil millones y cuando se privatice Bankia se espera que sean de 60 mil millones. Pero eso es mucho suponer porque no es lo mismo lo que Bankia vale en bolsa que encontrar un comprador que se la quede; además, está pendiente el coste de la Sareb que en un 49% es pública y está avalada al 100% por el estado. Eso sí, los que dicen que se han perdido 60 mil millones de dinero público exageran ya que 21 mil de esos 60 mil millones los ha puesto el FGD que se nutre de contribuciones de otros bancos (páginas 245 y 246 del citado informe). Es decir, no es dinero público. Por lo tanto quedémonos con que la cifra final, y aún se tardarán años en cerrar el proceso de reestructuración de las antiguas cajas de ahorro, a costa del contribuyente español serán como tope unos 50 mil millones. Un exceso y un ejemplo de mala gestión pero apenas explica un 8% del volumen total de crecimiento de la deuda pública durante estos años, queda por explicar el otro 92%. Y es que criticar los recortes sólo es una parte de la ecuación, también hay que hacerlo con los que aprueban gastos sin financiación detrás o los que –y de esto saben mucho algunos ayuntamientos- planean desembolsos futuros fiándose de los ingresos puntuales –y temporales- derivados de una burbuja inmobiliaria. Parece mentira que aún haya gestores políticos que no sepan que las crisis son cíclicas.

Share Button
Publicado en datos, economía, españa, mercados | Deja un comentario

¿Qué ocurre en un minuto en internet en 2017?

Share Button
Publicado en datos | Deja un comentario

5 años ya

Hoy se cumplen 5 años del famoso discurso de Draghi en el que dijo que haría lo que fuera por salvar al € y que confiáramos en él. Hasta entonces él había seguido la tendencia del gobernador anterior (“la función del BCE es el control de la inflación y no financiar países”) Por qué cambió y por qué al Bundesbank (y a Merkel) le pareció bien hay que buscarlo sobre todo en los problemas de España y la influencia que éstos estaban teniendo (no olvidemos la nacionalidad de Draghi) en Italia.

La Eurozona apenas se estaba recuperando tras el último rescate dentro de la Eurozona, el de Chipre en marzo, cuando saltó el escándalo Bankia que tuvo que ser nacionalizada el 9 de mayo ante la certeza de la falsedad en sus resultados (41 millones de beneficio). Efectivamente, el 28 de mayo se conocía que en realidad Bankia había perdido 3.318 millones de € en 2011. Un dato desastroso pero no mayor al de Banesto (3.510 y por efecto de la inflación una cifra aún mayor) de 1993. Sin embargo, desde 2010 que empezó la crisis griega (y la prima de riesgo española cotizaba en torno a 60) la situación estaba abonada para que la desconfianza hacia la solvencia de un país miembro se disparara. Y de hecho, la prima de riesgo llegó a alcanzar en verano de 2012 los 638 puntos, justo 2 días antes del famoso discurso de Draghi.

La importancia que el cambio de rumbo de BCE tuvo en la economía española fue enorme. Por de pronto nos salvamos de un rescate total al que parecíamos abocados al no poder atender los intereses de nuestras colocaciones de deuda. Puede que nos hubiera pasado como a Irlanda y ahora estuviéramos mejor pero sinceramente, prefiero no haber pasado por los recortes que hubieran impuesto nuestros socios para prestarnos dinero que hubieran hecho peligrar los cimientos de nuestro estado del bienestar (pensiones y sanidad se hubieran llevado la peor parte) y si con los ajustes que ha habido el cabreo general es tan grande, no me quiero ni imaginar si en España se hubieran tomado medidas similares a las de otros rescatados.

La consecuencia directa sobre la economía no fue inmediata (de hecho, el máximo de paro se alcanza en el primer trimestre de 2013, más de 6 millones con una tasa del 27% según laEPA, ahora está en el 18,8%). Hay que decir que en los EUA pasó lo mismo, primero rebotaron los activos financieros (el Ibex en verano de 2012 cotizó por debajo de 6000 y la rentabilidad del bono a 10 años por encima del 7,5%, cuando ahora ronda el 1,5%) y meses después, la economía. Y como en todas las crisis en todas partes, el empleo creado tras una recesión es de peor calidad que el perdido. Pero es evidente que a día de hoy estamos mucho mejor que hace 5 años, se mire como se mire aunque para no entrar en datos macro (que los hay numerosos) yo lo resumiría con la mejora de la situación financiera de los hogares españoles: ingresan más (porque hay menos miembros en paro), tienen más ahorros (tanto en dinero como en activos ya que sus acciones pero sobre todo sus viviendas valen más) y deben menos.

A cambio la deuda pública se ha elevado mucho si bien para cualquiera (persona, familia o empresa) es mejor que la deuda la tengan las administraciones que uno mismo, y también para la actividad económica ya que las familias no dejan de consumir –y las empresas no dejan de invertir- por lo que debe el estado sino por lo que deben ellas (siempre y cuando esté BCE ahí para comprar la deuda pública, claro).

Quitar mérito a esta recuperación real –aunque sea insuficiente para nuestros deseos y muy lejana a la situación (como he dicho muchas veces irreal) de 2007- por motivos ideológicos es absurdo porque sería quitarnos un mérito que nos merecemos: BCE ha ayudado a todos los países y los españoles hemos sabido aprovecharlo mejor que otros. El PP ha hecho cosas positivas pero poco tiene que ver con el aumento del turismo y las exportaciones, principales pilares del rebote, y sí con lo más negativo: la corrupción, las alzas impositivas y el descuadre en las cuentas año tras año (aunque lo redujo respecto a la etapa ZP) que han provocado tal volumen de deuda pública. ¿Riesgos cercanos de que la situación actual vuelva a empeorar? Los hay pero casi todos son externos: un retroceso del comercio mundial por la ola proteccionista que perjudique a nuestras exportaciones, una bajada del turismo internacional tras varios años de récord, una crisis política en Italia, el estallido de la burbuja de Wall Street, un endurecimiento de la política monetaria… Y los consabidos cisnes negros, claro.

Sin embargo, en mi opinión hay algo positivo en la situación actual. Estoy convencido que con el modelo de crecimiento que teníamos antes de 2008, incluso si no hubiera habido crisis mundial, nuestra burbuja inmobiliaria y de crédito fácil nos hubiera llevado a una profunda recesión antes o después. La próxima crisis será cercana o lejana pero seguramente venga por contagio del exterior, no por los desequilibrios de la economía española, que existen pero no son ni tan acusados ni tan peligrosos como los de hace 10 años. Otro tema son los riesgos políticos, claro.

Share Button
Publicado en economía, españa, mercados | Deja un comentario