2 apocalípticos 2

   Los gurús pesimistas más famosos llevan más de un año poniéndose medallas por lo que está pasando. Que lo disfruten, pero en estos últimos días, aprovechando el fin de la tendencia alcista a corto plazo de la bolsa, les han salido dos imitadores. Ambos son analistas independientes y que yo sepa no son gestores ni viven de usar sus predicciones en los mercados pero sonando hoy por hoy disparatadas sus profecías, da miedo la lógica de los razonamientos de Bob Chapman, que he resaltado en negrita:

Uno es Bob Chapman que cree que “la crisis de crédito que se vive actualmente hará que las burbujas residencial y la comercial parezcan cosa de broma, ya que sus efectos multiplicarán por 5 ó 10 los de los dos anteriores. La bomba está en el aire y aún no ha caído todavía”,  y está convencido que cuando lo haga sus efectos serán devastadores, afirma.

   Sus argumentos son que la deuda es enorme y, por desgracia, no está creando riqueza económica real. Esto supone un enorme lastre para el sistema. Además, el poder adquisitivo y la confianza en general descienden. Considera que el paro seguirá incrementando su volumen al menos hasta el año 2013, y se plantea qué va a hacer el gobierno de Estados Unidos con las 150.000 nuevas personas que entran cada año en la fuerza del trabajo del país.

   El gobierno y las empresas nos dicen que la recuperación económica está en camino, pero, si es así ¿por qué los insiders están vendiendo las acciones de las compañías que controlan? “Quizá es porque creen que los beneficios de éstas van a ser terribles”, se responde.

   Aun así, declara que “la economía será un poco fuerte este año y un poco más el que viene”, pero la caída del Dólar y la deuda siguen amenazándonos. Además, tendremos un desempleo del 20,5% y vamos a ver muchas más quiebras. Por ello, sostiene que tanto políticos, inversores profesionales y públicos y la gente en general se van a ver sorprendidos por lo que va a pasar y estarán mal preparados para defenderse.

   En cuanto a la renta variable, concluye veremos al Dow Jones en los 2.800 puntos, si tenemos suerte en los 3.200, “no estamos en una nueva fase alcista, como nos quieren hacer creer, el mercado está en quiebra”.

-El otro es Adam Brochert, que centra sus profecías en la renta variable y que considera que ahora mismo nos encontramos más o menos hacia la mitad del mercado bajista, ya que los ingresos de la empresas, que ya están muy tocados, no van a mejorar en los próximos trimestres, por lo que nos queda un largo camino de descensos por recorrer…

Cree que, el actual mercado bajista no es un “mercado bajista normal”, se trata de una contracción del crédito, como la que sucedió en el periodo comprendido entre 1929 y 1932.

”El precio de los activos continuará colapsado, la renta variable seguirá cayendo, lo mismo sucederá con las materias primas. Además, sostiene que el sector inmobiliario estará “muerto” hasta la próxima década. Así, nos aconseja invertir o bien en oro o permanecer en liquidez como única apuesta segura, si no nos gusta la inversión en cortos.

Tras comparar el último mercado bajista de Japón, (1992-1993, el gráfico es suyo http://www.droblo.es/las-comparaciones-a-veces-son-aun-mas-odiosas/ ) con el actual, concluye que aún tenemos por delante un largo trayecto de descensos. En este sentido, según este analista, hemos visto el primer tramo de bruscas caídas (marzo), pero aún nos queda hacer frente a otro, que durará hasta el otoño, momento en el que experimentaremos un rebote, que irá seguido de más recortes importantes hasta mediados de 2010, que superarán al pánico vendedor que vimos en 2008.

De hecho, no descarta que veamos al Dow Jones en los 1.400 puntos y al S&P 500 en los 175 (hasta que no esté por debajo de los 500 no recomendará comprar y mantener).

Nota: el mínimo del 2009 en el Dow Jones fue 6440 y en el SP500 666

Share Button

Acerca de DROBLO

"La vida es como el café: después de molerla, es"
Esta entrada fue publicada en mercados. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *