7 medidas que podría tomar este jueves BCE

  • La más fácil –y convencional- es bajar los tipos de interés por ejemplo del 0.25% al 0.10% que aparentemente parece poco pero sería una rebaja del 60%.
  • Comprar activos que no sean deuda soberana a las entidades financieras como titulizaciones de préstamos bancarios a empresas o titulizaciones de créditos hipotecarios (medida que sería muy beneficiosa para la banca que obtendría toda esa liquidez). El volumen es enorme –en la €zona a finales del año pasado el volumen total de titulizaciones era de 920.000 millones de € de los que aproximadamente la mitad está retenida en los balances de los bancos- pero dependería de la cuantía del programa de adquisiciones su impacto real.
  • Comprar deuda corporativa cotizada (covered bonds), lo que beneficiaría a grandes empresas. Imposible medir el impacto sin saber qué cantidad querría invertir BCE de los 1.7 billones emitidos pero España tiene el 26% -sólo superado por Alemania que tiene el 30%- del volumen total emitido en toda la €zona por lo que le beneficiaría especialmente.
  • Cambiar el programa vigente por el cual la cartera de deuda soberana comprada por el BCE se esteriliza con subastas de corto plazo de captación de la liquidez que se ha invertido en dichas compras. Si deja de hacerse, esa liquidez no vuelve al BCE y se queda en el sistema y son 172 mil millones de €. Es de las medidas más sencillas de aplicar.
  • Nuevas LTRO o subastas de liquidez a largo plazo (aprovechando que se ha devuelto el 53% de las anteriores y que vencen a finales de 2014 una y a comienzos de 2015 la otra). Esta quizás sería la que más interesara a los hipotecados españoles pues incidiría en un Euribor bajo durante más tiempo. De nuevo no se puede cuantificar el efecto hasta que no ocurriera pero si no se renuevan las que vencen y faltando por devolver casi medio billón de €, es posible que dentro de unos meses la liquidez del sistema financiero se redujera “demasiado” ya que no es seguro que la mejora de los mercados de capitales pueda proporcionar todo el montante necesario a la banca. De hecho, por eso es necesario que BCE haga algo –como ya avisamos aquí cuando empezó el programa hace casi 3 años- si bien la “urgencia” no sería necesaria hasta dentro de 6-8 meses.
  • Reducción del coeficiente de caja (otra medida que liberaría liquidez a la banca si bien no sería lógico se hiciera antes de tener los resultados de los stress test a la banca) actualmente en el 1% (cada décima que bajara supondrían unos 10 mil millones de € “liberados”) para depósitos y valores de renta fija y de mercado monetario con duración inferior a 2 años puesto que ya está en el 0% para los de más de 2 años. Tendría poco impacto.
  • Cobrar a los bancos por el exceso de liquidez que depositan en BCE (desde verano de 2012 en el 0%) con la esperanza de que lo muevan. Esta sería la que menos ayudaría a la banca ya que, al contrario de todas las demás, implicaría que tuvieran pérdidas y tampoco está claro que se consiga que ese dinero se mueva ya que podrían dejarlo donde está y simplemente pasar el coste a sus clientes reduciendo los tipos de depósito y encareciendo los créditos (es decir, podría ser contraproducente).

Podría tomar una, varias o ninguna pero esta última opción parece la menos probable

Share Button

Acerca de DROBLO

"La vida es como el café: después de molerla, es"
Esta entrada fue publicada en mercados. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *