Arthur Newman (2012)

Una película original que parte de una idea atractiva como es la de fingir la muerte para iniciar una nueva vida en la que cumplir los sueños que se desarrolla de una forma muy poco creíble lo que resta valor a su discutible moraleja final. Muy bien interpretada por su actor protagonista, le sobran al guión muchas disgresiones. No obstante, se puede ver.

Share Button

Acerca de DROBLO

"La vida es como el café: después de molerla, es"
Esta entrada fue publicada en crítica. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *