Beatriz y los cuerpos celestes de Lucía Etxeberría

Libro que ganó el premio Nadal de 1998 lo que es todo un síntoma de lo poco prestigioso que se ha vuelto este galardón. La historia puede entretener pero la estructura es un sinsentido, el tono es a la vez frívolo (cuando hechos graves como intentos de violación, navajazos, sobredosis… como si no significaran nada) y pretencioso, con unas reflexiones simples pero grandilocuentes. Los personajes tampoco son creíbles. En resumen, no lo recomiendo.

Share Button

Acerca de DROBLO

"La vida es como el café: después de molerla, es"
Esta entrada fue publicada en crítica. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *