Documento histórico: Inquisición católica no hace tanto

Los más jóvenes que pueden pensar que exagero en mis escritos cuando afirmo que la iglesia católica demoniza el sexo o que es una institución que lucha contra la libertad del hombre allí donde la dejan, les recomiendo que vean este documento con testimonios directos donde podéis comprobar cómo, cuando la sociedad civil da poder a la iglesia, ésta lo aprovecha para dar rienda suelta a sus actitudes inquisitoriales.
Si fuera por la iglesia, que nadie se engañe, si disfrutara del poder que ha tenido en otras épocas, no existiría ni la libertad religiosa ni la libertad de contenidos en los medios de comunicación…incluyendo por supuesto internet; y tampoco es tan difícil demostrarlo cuando en la actualidad siguen mostrándose inquisitoriales y metomentodos criticando ámbitos que no les competen como la libertad que tienen los homosexuales para casarse civilmente entre ellos.

Y la inquisición aigue viva:
El Vaticano critica la concesión del Nobel al padre de la fecundación invitro
Y recuerdo que Robert Edwards, el padre de los niños probeta, ganó el galardón más prestigioso por revolucionar el tratamiento de la infertilidad humana.

Share Button

Acerca de DROBLO

"La vida es como el café: después de molerla, es"
Esta entrada fue publicada en Historia, iglesia. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Documento histórico: Inquisición católica no hace tanto

  1. rcalber dijo:

    Lo que señalas ocurre cuando le das poder a cualquiera.

    Por ejemplo, con Franco no existian esas libertades tampoco … ni en cualquier regimen, sea capitalista o sea comunista.

    Y en cuanto “a la libertad del hombre”, el contenido de cualquier religión es profundamente moralista. Si quieres tambien puedes decir que la democracia “lucha contra la libertad del hombre” pero es que en nombre de la libertad, palabra muy bonita pero con 2 caras, se han hecho muchas tonterias.

    La libertad del hombre empieza a tener su limite en el momento en que vive en sociedad, ya sea a base de fundamentos morales o juridicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *