Eden (2012)

Una película más basada en hechos reales que denuncia el negocio de la trata de blancas. El mayor problema de la producción es que, al intentar mantener la fidelidad a la verdad y el “respeto” a la personaje principal, a pesar de su buena interpretación ésta no tiene suficiente profundidad psicológica. Y para colmo, el guión queda muy cojo porque deja muchos cabos sueltos. Prescindible.

Share Button

Acerca de DROBLO

"La vida es como el café: después de molerla, es"
Esta entrada fue publicada en crítica. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *