El abismo negro (1979)

Los rudimentarios efectos especiales proporcionan el peculiar encanto que tiene la ciencia ficción de la serie B pero la pobreza del guión -en mi opinión en gran parte copiado de “Veinte mil leguas de viaje submarino” de Julio Verne-, las malas interpretaciones y, en general, la falta de imaginación justo en un género que necesita de ésta más que ninguno, ofrecen un pobre resultado. Prescindible.

Share Button

Acerca de DROBLO

"La vida es como el café: después de molerla, es"
Esta entrada fue publicada en crítica. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *