el abuelo que salto por la venta y se largó (2013)

Divertidísima película sueca a la que hay que perdonar sus inexactitudes históricas y sus fallos de guión ya que el tono surrealista del relato permite disculparlo todo. Dos horas de puro divertimento. No hay que pedirle más y nadie se sentirá defraudado.

Share Button

Acerca de DROBLO

"La vida es como el café: después de molerla, es"
Esta entrada fue publicada en crítica. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *