El nacionalismo, un cáncer de la humanidad

Varios lectores protestaron por mi afirmación del artículo El victivismo de algunos catalanes acerca de que la Historia nos ha enseñado que un nacionalista nunca se da por satisfecho y yo me pregunto ¿Alguien puede darme algún ejemplo de que esto no es así? Si en 1977 los catalanes estaban contentos por ver cómo sus políticos en público hablaban en catalán en los mítines y hasta salían por la TVE1 (la única entonces) hablando por vez primera en ese idioma, más de 30 años después tienen un gobierno que multa a las tiendas que sólo tienen sus rótulos en castellano. Eso son hechos. Y nunca ha habido tantos nacionalistas en Cataluña como ahora que es cuando más autonomía tienen dentro de la España moderna. Es decir, a los nacionalistas, cuanto más victorias les das, más victorias quieren. Si hoy por hoy para un nacionalista catalán el objetivo es, por ejemplo, la independencia, el día que se obtenga, querrán incorporar la Comunidad Valenciana, y Baleares, y el Rosellón y la Cerdaña… ¿Acaso los nacionalistas vascos no reclaman Navarra aunque los navarros no deseen ser vascos? ¿Acaso los nacionalistas españoles están satisfechos? Tampoco, el que desde niños se nos eduque en resaltar las diferencias en lugar de las semejanzas con el resto de miembros de nuestra especie es un gran defecto de nuestra sociedad, y esa falta de conciencia sobre lo global, ese localismo, más que el cambio climático es el mayor riesgo para nuestro planeta: ¿Acaso olvidamos que la mayor guerra de la Historia fue promovida por nacionalistas insatisfechos como Hitler, Mussolini o HiroHito al igual que la de los Balcanes, que fue la última que vivimos en Europa? Hasta Joaquín Leguina lo ha dicho recientemente: “Los nacionalismos han matado a más gente que las bombas atómicas”

 

   Podemos hablar de España, existe hace más de quinientos años: Galicia es parte de España desde el comienzo, Euskadi siempre ha sido España, de hecho son los ibéricos más antiguos y menos mezclados y la cuna de Castilla, su lengua es anterior al castellano y es posible que incluso anterior al latín y jamás han tenido ningún tipo de independencia, Cataluña jamás ha sido una unidad política diferente, o formó parte de la Corona de Aragón, o fue parte de España o durante 40 años fue súbdito de Francia. ¿Por qué entonces intentar corromper la historia para un argumento legítimo? Si quieren ser diferentes, por mi estupendo, pero que no falseen los datos. Yo no veo ningún motivo para que dentro de un estado como el español una autonomía tenga más que otra y creo que la mayoría de los españoles lo ve así, si todos los españoles tenemos los mismos derechos y las mismas obligaciones, ¿Por qué entonces no son todos los estatutos iguales, con las mismas competencias y las mismas condiciones? ¿Entenderíamos que un día hubiera una unión política real en Europa y Alemania tuviera derechos que no tiene Italia, entonces por qué permitimos el cupo vasco por ejemplo? No tiene sentido que haya igualdad ciudadana y desigualdad territorial.

   Pero yendo a un aspecto más general, al final la educación es la causa primigenia de los males de este mundo: desde pequeños se nos dice que nuestra tierra es la mejor, nuestro equipo de fútbol el que siempre debe ganar, nuestra religión la única verdadera, y da igual que quien nos enseñe eso no conozca el resto del mundo o las otras confesiones, se nos queda irracionalmente enganchado en el cerebro. El caso de las religiones es el más claro porque asumimos que miles de millones de personas en el mundo que no comparten nuestras creencias están equivocadas cuando la inmensa mayoría de las personas profesa la misma religión que sus padres sin pararse a comparar con las demás y en muchos casos sin conocer la propia.

 

   Nadie debe ser superior a nadie por sus orígenes y todos somos iguales, no se puede defender la solidaridad con los más necesitados y a la vez negarla a los territorios que están peor que nosotros, como no se puede decir que hay que amar el prójimo como a uno mismo y defender religiones que excluyen del paraíso a los que no creen lo mismo que nosotros, como hace al catolicismo o el Islam.  Somos tan inútiles los primeros años de nuestra vida que necesitamos los cuidados de los demás para todo: nos tienen que dar la comida, nos deben transportar…probablemente somos la cría animal menos autosuficiente del planeta, vivimos gracias a la generosidad de nuestros padres y la correspondemos siendo egoístas, y el que es más egoísta en esta sociedad tiene más posibilidades de éxito que el generoso, que -más bien al contrario- es mucho más vulnerable al dolor procedente de otros seres humanos. Así de tristes somos.

 

   Por eso triunfa el nacionalismo, ser nacionalista es sinónimo de ser egoísta, por eso es una corriente preponderante en el mundo y por eso hay tantos países diferentes, porque así es como es el ser humano: primero lo mío, después los míos, después los que hablan mi lengua y viven cerca, después los de mi mismo nivel económico, después los de mismo continente etc. etc., estableciendo castas al estilo hindú, por eso en cuanto hay una crisis económica severa como la actual echamos antes la culpa a los de fuera que a los verdaderos responsables de ella: la xenofobia y el racismo son derivaciones del nacionalismo.

 

   Yo no quiero una sociedad así, creo que deberíamos pensar, como dice el lema de Greenpeace, globalmente aunque actuemos localmente. Nuestro deber es para el ser humano y para el planeta Tierra y no para unos pocos, ya está bien de escuchar en las noticias “catástrofe” y suspirar aliviados porque entre las víctimas no había ningún compatriota, ¿Ese es el tipo de gente que queremos ser?

Share Button

Acerca de DROBLO

"La vida es como el café: después de molerla, es"
Esta entrada fue publicada en crítica, filosofía, iglesia, política. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El nacionalismo, un cáncer de la humanidad

  1. fyahball dijo:

    jejjejejjee me ha encantado Droblo, de acuerdo con lo de la nación como prolongación del yo-egoista.
    ( y al final: mi raza como prolongació del yo-egoista, cuando hablas de la xenofobia y el racismo )
    Por lo de las religiones veo que les tiene fobia, jjejejej, es broma, no, desde el punto de vista científico o racional
    esto de las religiones es un absurdo y una payasada, desde el punto de vista social, para la humanidad una cancer o lo quieras.
    Pero al igual que todos somos egoistas y se conocen bellísimas personas, también surge entre gente que ha habitado un mismo territorio durante tiempo una forma de vivir con una idiosincrasia y que no quiere acatar el dominio y/o interferencia del extraño, del que la propia cultura inocente y no manipulada del pueblo ha hecho un extraño. Con frecuencia, coincide con una lengua diferente y propia.
    Y es un sentimiento natural, no creo que venga del odio o el rencor entre españoles, p.e. Siemplemente lo español se ve como algo lejano, extraño, diferente.
    He conocido a nacionalistas que son bellísimas personas. No buscan agresión.
    Se sienten de una cultura diferente, quizás a proteger de la desaparición.
    Estoy seguro que viviendo en catalunya habrás conocido gente así. Por cierto, tú sabes que a mi esto me da igual, pero he estado por sitios de España y dime tu a mi a quien se le va más la olla, porque me he sentido insultado por el simple hecho de hablar catalán. Si hubiese hablado japonés me hubieran tratado mejor, vaya gentuza hay por ahí. En Catalunya tb pasa bastante, pero ni de lejos es tan agresivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *