Emperor (2013)

Aunque el tema es muy atractivo (cómo es posible que Hiro Hito no fuera juzgado por crímenes de guerra), esta película no resuelve las dudas ya que está llena de errores históricos e inventos. Introduce una historia de amor que no viene a cuento protagonizado un general de brigada anormalmente joven -gran fallo al elegir al actor-, algo que alarga la película y la empobrece aún más y toma partido a favor de Hiro hito y Mc Arthur lo que tampoco tiene demasiado sentido.

No la recomiendo y en cualquier caso, sus valores cinematográficos son escasos.

Share Button

Acerca de DROBLO

"La vida es como el café: después de molerla, es"
Esta entrada fue publicada en crítica. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *