Frantz (2016)

Drama francés que me reconcilia con el cine europeo. Una gran película que rezuma sensibilidad, buena fotografía, certeras interpretaciones y una gran banda sonora. Pocos pero necesarios personajes, grandes diálogos, un muy claro mensaje pacifista y una trama sin concesiones le confieren un carácter que la hace excepcional. Además es muy recomendable para los que han olvidado que no hace tanto poblaciones que hoy comparten moneda se odiaban hasta el punto de matarse entre sí. El punto negro que le encuentro es que no llego a comprender ni por qué la mayor parte del metraje es en blanco y negro (le resta riqueza visual) ni los arbitrarios cambios a color… pero es recomendable.

Share Button

Acerca de DROBLO

"La vida es como el café: después de molerla, es"
Esta entrada fue publicada en crítica. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *