Ginger y Rosa (2012)

Con este desafortunado título se desarrolla una historia de dos adolescentes en el Reino Unido de hace 50 años. La ambientación y la interpretación son sus puntos fuertes pero el guión no funciona hasta el punto de convertirse en un relato pesado que toca muchos temas pero no lleva a ninguna parte. Una pérdida de tiempo a pesar del talento que hay en esta producción.

Share Button

Acerca de DROBLO

"La vida es como el café: después de molerla, es"
Esta entrada fue publicada en crítica. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *