Goodbye world

Una excusa inverosímil y muy mal explicada sirve de excusa para la típica reunión de amigos algunos de los cuales habían estado liados sentimentalmente en el pasado y más rollos para intentar dar una pátina seria a una historia mil veces vista y mil veces padecida. Mal cine norteamericano actual que confunde los pocos medios con la poca imaginación y la ausencia de un guión coherente. No merece la pena.

Share Button

Acerca de DROBLO

"La vida es como el café: después de molerla, es"
Esta entrada fue publicada en crítica. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *