Joy (2015)

Una mala película, con unos personajes sin ninguna profundidad, con un argumento lioso y previsible y que si no estuviera basado en un personaje real, sería una historia sin moraleja o con una moraleja demasiado obvia. No obstante, para todos aquellos que critican a los empresarios, está bien -con mis reservas hacia la verosimilitud de todo lo que cuenta- que vean lo difícil y arriesgado que es conseguir que una buena idea se convierta en un negocio rentable.

Prescindible.

Share Button

Acerca de DROBLO

"La vida es como el café: después de molerla, es"
Esta entrada fue publicada en crítica. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *