La economía norteamericana más allá de la FED

Durante décadas muchos estadounidenses siguieron una trayectoria laboral que consistía en obtener un empleo con un sueldo modesto, obtener experiencia (y/o pagarse los estudios) y dejarlo por otro empleo con un salario más alto. Wal-Mart, el principal empleador de Estados Unidos, es el típico sitio donde pasaba esto: los trabajadores que dejaban la empresa tras obtener puestos con mejor paga en otros sitios se convertían en consumidores en sus tiendas y la economía del país se beneficiaba. Desde finales del 2007 esto ha cambiado porque las oportunidades de empleos mejor pagados se han reducido enormemente. Eso significa que más trabajadores con bajos salarios tienen que quedarse donde están. El estancamiento que se ha producido está contribuyendo a ampliar la brecha entre los pocos estadounidenses ricos y todos los demás. Los empleos de bajos salarios que eran vistos como escalones temporales se han trasformado en puestos fijos para trabajadores de mayor edad, mejor cualificación y con mayor experiencia.

Según Josh Boak una investigación señala que los puestos que ayudaban a la gente a emerger de los trabajos con salario mínimo hacia la clase media han prácticamente desaparecido durante las tres recesiones que han tenido lugar desde 1991. Eso ha dejado a muchos trabajadores en funciones –sigo con el ejemplo de Wall Mart- de cajero con un sueldo promedio de 9,79$ la hora o en ventas a 10,50$ la hora, empleos que solían ser pasajeros. Cada vez menos adolescentes consiguen trabajos como cajeros y reponedores. Casi un tercio de los trabajadores con bajos salarios el año pasado tenían algún tipo de estudio universitario y es que esos puestos son ocupados cada vez más por adultos, muchos de los cuales pasan apuros para pagar las deudas de sus estudios universitarios o criando a sus hijos. Algunos ya bordean la edad de jubilación. El año pasado, 17,4 millones de estadounidenses de entre 25 y 64 años ganaron menos de 10,10 dólares la hora, que es el salario mínimo propuesto por el presidente Barack Obama (el actual salario mínimo federal es de 7,25 dólares). Las consecuencias de tan bajos ingresos se pueden ver en la tendencia de las ventas al por menor:

LR-140415-Fig-11

Para mi la economía real es parte de lo que he descrito en los 2 primeros párrafos (y hay grandes similitudes con España) pero luego están los “otros datos”: Bolsa en máximos, PIB en máximos, patrimonio de los hogares en máximos… si nos fijamos en eso todo apunta a que la primera potencia mundial está viviendo una recuperación sólida de su economía tras la mayor crisis desde la de 1929. Y sin embargo, algo chirría. Y es que el PIB norteamericano está en máximos y la riqueza de los hogares también pero lo uno no podría ser sin los máximos también de endeudamiento y lo segundo sucede porque los precios de las propiedades inmobiliarias vuelven a subir pero sobre todo por los máximos históricos de la bolsa, es decir, sólo afecta a los que tienen patrimonio por lo que la desigualdad no deja de crecer como se puede ver en la cuota de riqueza del 0.1% de la población

roaring-20s

Es más, los Estados Unidos tienen el mayor nivel de desigualdad en los ingresos de cualquier país avanzado según el CIA World Factbook. Aún así, lo peor no es lo frágil e injusta socialmente que está resultado la “recuperación” en la actualidad, para mi lo más grave es que se vuelve a actuar como si no supiéramos que las crisis son cíclicas y que la siguiente ya se está gestando ante la parsimonia de los gobernantes. Y no hay que olvidar que la situación actual tiene puntos muy oscuros por lo que no sólo puede llegar la próxima antes de lo previsto, es que incluso podría ser mucho más grave que la de 2008. De hecho, en este gráfico se valoran los diferentes ciclos económicos de la historia del país y resulta que el crecimiento real de este siglo es el más bajo de la serie por lo que quizás podríamos estar hablando de la decadencia de un modelo más allá de la última crisis:

LR-140312-Fig-5

Pero dejemos el tramposo dato del PIB y vayamos a algo más tangible como el porcentaje de ocupados a tiempo completo respecto a la población total. Sí, ha mejorado desde 2008 pero está en un nivel de hace 30 años

LR-140415-Fig-8

Cada vez menos trabajadores en un país donde el gasto social no deja de aumentar lo cual está muy bien pero todo gasto debe ser correspondido con un ingreso o si no, hay que aumentar la deuda para cubrir el desfase. De hecho, hace unos días el propio gobierno publicó sus perspectivas de déficit a 10 años vista y como se puede apreciar no tienen ningún reparo en admitir que gastarán más de lo que ingresan un año tras otro (y eso que no prevén ninguna recesión en el corto plazo):

Captura de pantalla 2014-04-14 a la(s) 19.05.15

Y como se ha podido apreciar, ha sido la tónica durante décadas lo que explica el aumento de la deuda pública (que no olvidemos, cada vez pagará más intereses porque la FED ya ha advertido que subirá los tipos de interés el próximo año). En este link –no quiero agobiaros con más gráficos- la vemos respecto al PIB:

En resumen, en mi opinión la economía de la primera potencia mundial sufre de graves carencias pero lo peor es lo mal preparada que está para la próxima recesión (esa que por pura estadística ocurrirá antes de 5 años) ya que no tiene planes ni para mejorar las finanzas públicas (eliminar el déficit y reducir la deuda) ni para reducir la desigualdad social creciente. Por supuesto hay otros países que están peor pero la salud de éste es la que, de momento, más afecta a todo el planeta.

Share Button

Acerca de DROBLO

"La vida es como el café: después de molerla, es"
Esta entrada fue publicada en economía. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *