La NASA, contenta con la explosión lunar

La muy promocionada misión de la NASA para estrellar una nave espacial contra la Luna produjo después de todo datos que valen la pena, dijeron científicos.

Durante la cobertura de prensa antes del impacto, muchos observadores dijeron que estaban desilusionados por la falta de espectáculo.

Pero los científicos dijeron que la misión fue realizada por “un propósito científico, no con el fin de lanzar fuegos artificiales para el público”, dijo el asesor en materia espacial Alan Stern, un ex administrador asociado de la NASA para la ciencia.

Al crear la nube de escombros, los científicos pudieron utilizar el Satélite de Percepción y Observación de Cráter Lunar (LCROSS por sus iniciales en inglés) con un costo de 79 millones de dólares para tomar muestras y estudiar el polvo. El LCROSS se estrelló en el mismo cráter cuatro minutos después de impacto del Centaur, justo como se había calculado, mientras que su nave espacial acompañante, el Orbitador de Reconocimiento Lunar, estaba volando en la órbita de la Luna a 80 km sobre el sitio (50 millas) para recoger aún más datos.

Imágenes nuevas muestran una columna de una milla de altura (1,6 kilómetros), formada por escombros lunares del cráter Cabeus poco después de que el cohete Centaur de la agencia espacial golpeó al satélite natural de la Tierra el 9 de octubre.

Por mi parte, me considero incapaz de valorar estas imágenes:
http://www.nasa.gov/mission_pages/LCROSS/main/LCROSS_impact_images.html

Share Button

Acerca de DROBLO

"La vida es como el café: después de molerla, es"
Esta entrada fue publicada en ciencia. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *