Más del nuevo euribor

No sé si recordaréis que desde hace años está pendiente un cambio en el Euribor que la prensa publicó ocurriría este Julio (algo que ya expliqué en marzo que no pasaría y se retrasaría mínimo a enero de 2017). El problema sigue siendo el mismo: la enorme divergencia que hay entre los tipos que se cruzan (que al no existir interbancario, serán las operaciones de los bancos con sus grandes clientes) en algunos países (como Alemania) y otros (como España). Mientras ciertos bancos –por ejemplo los alemanes- cobran a sus grandes clientes por depositarles dinero a un año (y algunos cobran -0.20%), otros –por ejemplo los italianos y españoles- no se arriesgan a perder esos ingresos y siguen en el 0% o incluso en tipos positivos. Con todo, si la media es por volúmenes de negociación (que es como debe ser) y dadas las escasas operaciones a 12 meses que cruzan bancos italianos, españoles, lusos etc. el tipo del nuevo Euribor estaría más bajo que el actual. Y aunque sigo leyendo que mucha gente cree que el cambio les perjudicará, es lo contrario, les perjudica que no se haya cambiado ya, de hecho puede que los bancos estén usando este miedo irracional de muchos hipotecados para intentar colarles tipos fijos cuando no tiene mucho sentido contratarlos precisamente ahora.

La pregunta es: ¿se atreverán, con la crisis actual de la banca italiana y española, a introducir por fin el nuevo Euribor en enero sabiendo que ambos países son los que más hipotecas a tipo de interés variable tienen y por lo tanto son los que más perderán con tipos más negativos?  Lo dudo mucho. Me temo que o lo seguirán retrasando o cambiarán las normas para que se parezca a los tipos actuales, lo cual sería traicionar el espíritu del nuevo Euribor. También podría ser que se siguiera adelante con ello aunque perjudique al sector financiero español e italiano, cosas más raras se han visto aunque no tendría yo mucha esperanza en ello.

Debido al diferencial, los tipos bajos no son un problema para los bancos por mucho que lo leáis por ahí pero los tipos negativos sí pero no por las hipotecas a tipo variable en las que el beneficio del diferencial sigue asegurado, ni por supuesto en las de tipo fijo que se están contratando prácticamente al doble de como se negocia la deuda pública en el mismo periodo, el problema lo tienen en los depósitos. Y lo tienen porque ningún banco aún en España se ha atrevido a cobrar por los depósitos por miedo a perder clientes y esto hace que pierdan dinero porque ofrecen más que el tipo del Euribor.

CrG-cyFWYAAtmMF

Además, no olvidemos que todo banco al que le sobra liquidez es castigado por el BCE con un -0.40% por cada día que lo tenga depositado en el banco central.

Autoridades financieras y políticas insisten en que para salir de la crisis –esa que nos dicen que acabó hace tiempo- los tipos ultrabajos son necesarios y subirlos sería suicida. Puede ser pero ¿bajarlos más en la zona negativa porque no acaban de funcionar no será también peligroso si al final dejamos de ingresar dinero en el banco para no perder intereses? Porque si los bancos se quedan sin depósitos, ¿cómo van a conceder créditos? Según las últimas estadísticas el 25.9% de los propietarios de vivienda aún está pagando su hipoteca. Es un dato importante porque en muchas familias es de los gastos fijos más grandes cada mes y al fin y al cabo esta es una web de hipotecados pero claro, también hay millones de personas que no quieren que el banco les cobre intereses por sus ahorros. De hecho, hay muchos hipotecados que tienen también ahorros, no son condiciones excluyentes.

 

Share Button

Acerca de DROBLO

"La vida es como el café: después de molerla, es"
Esta entrada fue publicada en economía. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *