Mi ocio en Febrero

Este mes he leído pocas obras de ficción, he seguido con Assimov y he disfrutado de un compendio de relatos titulado “Sueños” muy amenos y algunos con más trasfondo que el simple divertimento (a pesar de ser tantos, muy pocos bajaban la media) y una novela titulada “Némesis” que a pesar de lo previsible de la mayor parte de su trama, también me resultó muy entretenida.

 

Me he dedicado más al cine con algunos títulos que merecen algún comentario:

-Si la cosa funciona, genial película de Woody Allen que arregla el fiasco de Vicky Cristina Barcelona –la realizó justo después- volviendo a sus diálogos inteligentes, divertidos y filosóficos, a los personajes inolvidables y a utilizar su querida Nueva York para confeccionar una obra universal.  Además, encontró su perfecto alter ego en el comediante –y co-creador de la maravillosa Senfield- Larry David, lástima que sea –como el propio Woody Allen-, demasiado mayor para ser un galán creíble, y aunque sirva muy bien para el papel de esta película seguramente no lo sea para otras.

The Artist (muy de actualidad por los Oscars) Antes de hablar de esta película voy a exponer una teoría que tengo: Yo creo que una película puede ser buena aunque el guión sea malo, también aunque el director sea malo, incluso aunque los intérpretes no estén a la altura siempre y cuando sólo fallen sólo 1 de los 3 en una misma obra y del mismo modo sólo puede ser una obra maestra si esos 3 aspectos, y algunos más, funcionan. The Artist es cine en estado puro, muy bien realizada y muy bien interpretada y con los accesorios (música, iluminación, fotografía, vestuario etc.) a un nivel muy alto pero claro, su historia es totalmente previsible. No hay una sola sorpresa argumental, desde las primeras escenas ya se sabe cuál será el nudo y el desenlace de la historia por lo que siendo una película de duración media, provoca la sensación de que le sobran 10 o 15 minutos de rodaje.

El Ilusionista de Neil Burger (digo el nombre del director porque creo hay una de dibujos animados con el mismo título). Agradable y fácil de ver si sólo se busca distracción y belleza visual. Si uno es un poco exigente, puede encontrarle muchos fallos

Melancolía. Típica película que suele gustar a la crítica pero que es pretenciosa y aburrida. Es un querer pero no poder.

Beginners. Una bella historia de amor con un guión y una dirección muy inteligentes. A pesar de que la actriz protagonista, Malanie Lauren, no está a la altura de los personajes masculinos, la recomiendo.

Otra Tierra. Se queda a medio camino. Algunas escenas son impactantes pero no merece la pena perder el tiempo con ella.

Habemus Papam. Una muy buena idea (un recién elegido papa cae en una depresión y se niega a comparecer en el balcón) que hubiera dado para mucho más. Ni es creible ni es amena pero es muy entretenido pensar en las situaciones que plantea.

Take Shelter.  Otra película de las que gusta a la crítica pero que creo supone una pérdida de tiempo el visionarla. Eso sí, el actor protagonista Michael Shannon (secundario de lujo de la muy recomendable serie de TV Boardwalk Empire), está enorme.

 

Hoy no voy a comentar sobre series porque ya me he excedido bastante “criticando” pero quiero alabar un programa de TV que he descubierto gracias a la nueva cadena Energy (¡yo aplaudiendo un producto que a día de hoy es de Telecinco!) y es Desafío Extremo. Nunca me había interesado porque pensé sería un programa de alpinismo pero no es así, la personalidad y talento de Jesús Calleja, la franqueza y sencillez con la que afronta sus retos (tan pronto sube el Everest como pilota una moto en un rally en el desierto) y la inmensa labor de los cámaras (y especialmente  del montador) convierten cada programa en una aventura de viajes muy atractiva. Me sorprende mucho que en estos tiempos en los que muchas cadenas ocupan dos horas de tiempo juntando a 4 personajillos que discuten a voz en grito, 2 defendiendo la actitud de cualquier personaje del corazón (o equipo de fútbol, en el fondo es lo mismo) y 2 atacándolo, haya una productora (o una cadena, en este caso fue Cuatro) que sea capaz de asumir el coste de este tipo de programas. No es sólo que debe ser caro mover a un equipo numeroso al otro lado del mundo o pagar seguros por actividades tan peligrosas, es que a veces una aventura que rellena una emisión de 45 minutos se tarda 1 mes en completarla.

Share Button

Acerca de DROBLO

"La vida es como el café: después de molerla, es"
Esta entrada fue publicada en crítica. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Mi ocio en Febrero

  1. Maribel dijo:

    Verás “Luces rojas” ? si es que sí, el mes que viene contrastamos opinión. Cuídate mucho. Besos.

  2. Droblo dijo:

    No pensaba verla pero ya que estás interesada a la que la pongan en internet la visionaré con gusto.

  3. Maribel dijo:

    En internet, cómo no, tú al cine ni a punta de pistola…Venga P. te invito al cine, vamos a verla, que hace tiempo que no nos vemos. Te lo vas pensando, vale? Buen fin de semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *