MiniMix

Jorge Alcalde:
Sabemos que la Tierra presenta todas las virtudes posibles necesarias para que un planeta albergue vida. Y no lo hace por casualidad. Sabemos que la vida para aflorar necesita energía. Y necesita una cantidad de energía exacta: ni demasiado potente ni demasiado débil. El rango de energía calorífica ideal para que crezcan los primeros rudimentos vitales está entre los 4.000 y los 7.000 grados Kelvin. Cualquier estrella con un tipo espectral en este rango podría ser una buena candidata para alimentar biológicamente a un planeta. Nuestro Sol se encuentra en los 5.800 grados de media: ¡Bingo!
Sabemos que la vida también necesita tiempo. Una estrella que muera demasiado pronto no podría calentar a un planeta el tiempo necesario para que surja la vida. Hacen falta, miles de millones de años. Nuestro Sol lleva haciéndolo 5.000 millones de años. ¡Otro bingo!
A la vida le hace falta también estabilidad. No admite cambios bruscos de temperatura y de condiciones ambientales. Requiere un rango reducido de sorpresas en su hábitat. Nuestro Sol es muy estable. Sus ciclos vitales de 11 años apenas suponen un 0,1 por 100 de variación en la energía media que desprende. ¡Tercer Bingo!

Parece que el Sol presenta todas las características necesarias para alimentar vida biológica. Además cuenta con la cohorte de planetas a su alrededor suficientemente nutrida como para que uno de ellos haya caído por azar en la zona ideal de habitabilidad: ni demasiado lejos ni demasiado cerca, ni demasiado achicharrado por el astro rey ni demasiado alejado de él y, por lo tanto, frío.

Sí, el Sol puede dar lugar a la presencia de seres vivos. Pero eso no es una sorpresa. Lo sabemos, al menos, desde el momento en que usted y yo estamos compartiendo esta columna: estamos vivos. En la Tierra hay vida. ¡Vaya noticia!

Lo interesante sería saber si existen otras formas de vida en el espacio. Y para ello es tan importante seguir aumentando la nómina de planetas extrasolares reconocidos. Cuanto mayor sea, más probabilidades de encontrar un mundo del tamaño de muestro al que también el azar ha querido depositar en la zona de habitabilidad de su sol.

Que albergue realmente vida, es otra cosa. Porque un asunto es ser candidato a ser fertilizado por el don biológico y otra es haberlo sido. Eso sólo lo sabremos cuando esa vida pueda realizar una actividad, por pequeña que sea, que deje huella. Y cuando lo haga, ya no habrá vuelta de hoja. Telescopios como el de Arecibo estarán aquí para captarla. 

*-*

Evolución de algunos logos famosos

 

*-*

El general Pattón aseguró que las guerras se ganan haciendo que otros den la vida por su propio país. Les podría escribir la frase exacta, tal y como la dijo, pero está cargada de palabrotas y prefiero ahorrársela.

Otra historia muy famosa con respecto a Patton y su trato con los soldados es la que narra su visita a un hospital durante la campaña en Italia. Se encontraba nuestro general, como decía, de visita en un centro médico, animando e interesándose por los soldados que allí estaban cuando humilló y hasta golpeó a un par de soldados americanos que se recuperaban allí. ¿Cuál era el problema? Estaban en el hospital por estrés y fatiga de combate pero ninguno había sido herido físicamente. Parece que uno de ellos tenía disentería. En cualquier caso, Patton les reprochó su cobardía y pidió que los sacaran de allí ya que no merecían estar al lado de soldados heridos en combate. Una muestra más del concepto de honor, guerra y deber que tenía el general de EEUU en su cabeza. El escándalo del hospital y el haber humillado a aquellos soldados le costó a Patton una dura reprimenda. En realidad fue más bien la gota que colmó el vaso. 

*-*

Vehículos de época 

*-*

Remedios Morales:

El economista del comportamiento Keith Chen, de la Universidad de Yale, realizó unos experimentos destinados, en principio, a conocer la capacidad de los simios para entender el significado del dinero. Por una serie de razones escogió como sujetos pacientes a los monos capuchinos, que son bastante tontos. Les dio unos discos de plástico y los adiestró para que aprendieran a usarlos como moneda para comprar distintos alimentos a sus cuidadores. La sorpresa que se llevó el señor Chen fue que, cuando el experimento estuvo avanzado y todos los monos compraban a su gusto con soltura, empezaron, de forma espontánea, a comerciar con el sexo. Los machos daban discos a las hembras a cambio de favores sexuales, las hembras aceptaban la transacción y luego cambiaban los discos por comida. En el libro Super freakonomics de S. Levitt y S. Dubner se detalla el experimento.

Share Button

Acerca de DROBLO

"La vida es como el café: después de molerla, es"
Esta entrada fue publicada en mix. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a MiniMix

  1. rcalber dijo:

    El texto de Jorge Alcalde me parece “inspirado” (no es plagio) a algo que escribió alguien pero hacía el mismo ejercicio hablando de temas como la fuerza electromagnetica, la relación entre la masa del electron y del proton, … y es verdad que en función de todos estos parametros la concepción del universo hubiera sido totalmente distinta y no habria permitido la vida.

    P.ej. si la fuerza electromagnetica fuera más debil no habria forma de que existieran moleculas compartiendo ese electron o si fuera mas fuerte ocurriria lo mismo. Lo atraeria tan fuertemente al nucleo que impediria que los elementos formaran moleculas.

    En cuanto a la relacion tamaño electron/proton, de aqui es donde nacen las propiedades quimicas.

    O si la F.N.F fuese demasiado debil lo unico que existirian serian atomos de hidrogeno.

    (Creo que era de Stephen H. pero no estoy seguro) http://rayastro.files.wordpress.com/2011/03/misteriosdela-astroficc81sica.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *