Para comparar impuestos internacionalmente

Share Button
Publicado en datos | Deja un comentario

Las dificultades del negocio bancario en España

Una de las frases que se repite con mucha ligereza en estos años es que las cajas de ahorros se quisieron cerrar para regalárselas a los bancos. Está en el imaginario colectivo pero al menos la primera parte de esa frase no es cierta y la segunda es muy matizable. Las cajas eran el instrumento financiero ideal para los caciques locales de todos los partidos, ideales para financiar proyectos en municipios y autonomías y como arma en campaña electoral. Además, sus infraestructuras generaban suficiente número de buenos empleos para contentar a todos: se beneficiaban de ella tanto los que mandaban en la CC.AA. y el ayuntamiento como la oposición y hasta los sindicatos. Vamos, que nadie con poder político, y cuando digo nadie es nadie, quería acabar con las cajas. Pero llegó la crisis y la primera reacción del gobierno de ZP para salvarlas fue crear un Fondo para la Adquisición de Activos Financieros que consistía en que España se endeudaba para comprar sus activos. Como no fue suficiente, se tuvo que crear el FROB que era lo mismo pero ya en lugar de prestar dinero de todos a cambio de activos, se hizo un crédito contra el propio valor de cada caja. Todo por mantenerlas vivas.

Sin embargo, el resultado fue que, al alargarse tanto la crisis, la mayoría de las cajas acabaron debiendo más de lo que valían por lo que sólo quedaba o la liquidación o la nacionalización (simplificando, que el prestador –el FROB- se quedara con el aval –las entidades- del crédito). Una vez que el estado fue quedándose con todas las cajas (las que no se quedó porque estaban mejor pasaron a ser bancos para poder conseguir liquidez de accionistas privados), cometió el error de intentar salvarlas juntándolas y haciéndolas más grandes por lo que lo que era un instrumento político ideal para alcaldes y presidentes autonómicos y de la que tantos “chupaban del bote”, se convirtió en un muerto. Ya no interesaba mantenerlas: valían menos del dinero que debían y además necesitaban más fondos mientras la crisis de Grecia empezaba a elevar la prima de riesgo española por lo que la opción de seguir endeudándose para salvarlas se hacía más complicada. Aunque hay que ir caso por caso, yo hubiera optado por la liquidación pero lo cierto es que en casi ningún país se hizo eso, todos optaron primero por la inyección de fondos públicos para evitar un colapso financiero y después la venta.

Y ahí entramos en cómo se hicieron esas ventas y si de verdad fueron un “regalo”. Si lo hubieran sido habría habido pujas por doquier y lo cierto es que la venta de las cajas despertó muy poco interés. Todavía recuerdo cuando Unicaja rechazó quedarse con CCM, la primera de la que se conocieron problemas, en cuanto echó un vistazo a los libros; cuando Sabadell adquirió la CAM por “1 €” lo hizo porque nadie más la quería, en el exterior no hubo ningún banco interesado salvo en el excepcional caso de Nova Caixa Galicia y Bankia, si no llega a ser por el crédito que nos concedió Europa, hubiera sido liquidada porque nadie quería hace 5 años ese “muerto”. Con todo, es difícil hacer un balance global, por ejemplo yo sospecho que la venta de Banco Valencia a la Caixa fue muy sospechosa pero es una simplificación absoluta afirmarlo de todos los casos. Si ahora que la morosidad bancaria ha bajado del 9%, que llevamos años creciendo tanto, que el BCE ha relajado la prima de riesgo… resulta que casi nadie quería un banco con tanta implantación como Popular ni gratis para no tener que meterle miles de millones en hacerlo solvente de nuevo, ¿estamos seguros de que fue un chollo adquirir las cajas en tiempos bastante peores y a pesar de las buenas condiciones que el gobierno de entonces les ofreció para hacerlo? No lo tengo tan claro, no parece que las entidades financieras españolas estén muy contentas ampliando su implantación nacional cuando el negocio es tan bajo, por ejemplo, BBVA adquirió Caja Cataluña tras comprar UNIM y así conquistar el mercado catalán, en teoría de los mejores de España. y no tengo nada claro que no esté arrepentido.

En resumen, con las cajas de ahorros quebradas España pudo hacer 3 cosas y ninguna era gratis: liquidarlas (opción que yo defendí en su día) lo que hubiera supuesto un riesgo de corrida bancaria y que también hubiera tenido un coste económico de miles de millones (en Italia liquidar dos pequeños bancos privados ha comprometido miles de millones de dinero público), sanearlas para venderlas cuanto antes (ya sólo queda Bankia) confiando en que hubiera interés en adquirirlas (hubo muy poco) o quedárselas (el coste principal hubiera sido el mismo porque antes había que sanearlas) lo que hubiera sido muy difícil con los problemas financieros y de solvencia de España en 2010, 2011 y 2012 y que también suponía un riesgo de que las pérdidas aumentaran. Nadie sabe cuál opción es la mejor pero todas tienen un coste económico y ese dinero lo asumió el erario obligado porque esas cajas se nacionalizaron y pasaron a ser banca pública. Por eso tiene tan poco sentido que tantos hablen de los miles de millones “regalados a la banca”, de hecho la banca privada también ha aportado dinero al rescate de esas cajas con sus contribuciones al FGD.. En el futuro todos los problemas financieros se deben resolver como el del Popular, que paguen sólo los implicados y no todos los contribuyentes.

Precisamente la situación del Banco Popular, que ha tenido que ser “regalado” (no es así puesto que sanearlo costará miles de millones de €) para que alguien lo adquiriera y evitar su liquidación (sólo en puestos de trabajo son 10 mil), demuestra que el negocio bancario nacional no es lo bastanterentable ni exento de riesgos como para que sea atractivo para la competencia. Demuestra que adquirir las cajas –y no descarto que el proceso de privatización no fuera el adecuado, no digo eso porque yo también tengo muchas dudas- fue una apuesta arriesgada por parte de quien las adquirió y no un “regalo”. Demuestra que es posible que un banco desaparezca y los costes no los asumamos todos los españoles sino sólo los que tenían intereses en él por lo que ese debe ser el futuro (aunque ojalá nunca vuelva a suceder un caso tan triste). También demuestra que hay una insólita confianza tanto en el sistema financiero español como en la solvencia del país porque ni la bolsa ni la prima de riesgo han reaccionado negativamente a la quiebra del sexto mayor banco del país, inimaginable esa nula reacción hace unos años. También despierta muchas sombras sobre los stress test europeos, los auditores, la CNMV… y sobre la banca española como inversión ya que si ellos mismos no quieren invertir en ampliar su negocio en España adquiriendo una entidad de la competencia, es que no lo ven tan bien, de ahí que insista tanto en la extrema complacencia del mercado que no es capaz de ver riesgos tan evidentes. Y no olvidemos que a pesar de que insisten en más y más fusiones, España tiene mucha mayor concentración bancaria que Francia o Alemania por lo que el riesgo está mucho más concentrado y el negocio se basa sobre todo en los beneficios de la red exterior, no en el mercado español.

Por último, qué peligroso me parece que el primero sea tan grande como la suma de los demás… menos mal que sus activos están muy diversificados internacionalmente pero cualquier problema que tuviera podría dañar muy seriamente la estabilidad financiera de España

Share Button
Publicado en economía, españa, política | Deja un comentario

Infografía de los helados del mundo

Share Button
Publicado en datos | Deja un comentario

Muy alto el número de muerte por sobredosis en los EUA

Share Button
Publicado en datos | Deja un comentario

Gangnam Style ha sido destronado

Share Button
Publicado en datos | 1 comentario

Lo que el Bréxit encarecerá los desayunos británicos

Share Button
Publicado en datos | Deja un comentario

Ultraautocríticos

“El nacionalismo se cura viajando” es una frase que suena bastante bien, que incluso parece que tenga bastante lógica. Sin embargo, no parece que sea cierta: nunca ha habido más viajeros internacionales como en la actualidad y el nacionalismo sigue gozando de buena salud. Sin embargo, viajando y aprendiendo sobre otros países se aprende mucho y una de las cosas es a valorar lo que tenemos en casa. Y es que una cosa es ser conscientes de los graves defectos que tenemos en España y otra exagerarlos bien porque se desconoce cómo están las cosas ahí fuera bien por otros motivos espurios.

España tiene un grave problema con la corrupción y es algo de lo que lamentarnos pero hay quien utiliza ese dato para criticar la objetividad de la justicia española, su trabajo e incluso la falta de separación de poderes. Es cierto que nuestra justicia es lenta y que habría que cambiar la Constitución, o aplicarla de otra forma, para que no fueran tan permeables las fronteras entre el poder ejecutivo y el judicial pero no podemos negar que tiene cierto mérito que en España jueces y policías actúen contra tantos miembros del partido del gobierno a pesar de todos los intentos de los encausados por evitarlo utilizando todo tipo de trucos e influencias. Y ha pasado incluso contra gobiernos con mayoría absoluta y no sólo actuales, ya hace décadas se condenó al partido del gobierno por financiación ilegal y se enjuició a exministros y hasta al director general de la Guardia Civil. Es una vergüenza por supuesto pero el que haya ocurrido y siga ocurriendo también es una muestra de independencia del poder judicial que no es nada común en la mayoría del mundo, donde seguro que también hay muchos políticos delincuentes. Y no hablo de China, Rusia o las dictaduras islámicas, incluso en países más avanzados no es habitual. Algo como sentar en el banquillo a la hermana del rey, ¿pasaría en Reino Unido por ejemplo? Y han tardado pero ya hay varios directivos de las cajas de ahorros en la cárcel.

Hace pocas semanas se condenó a una chica por hacer chistes malos en una red social. No estoy de acuerdo, en general la “Ley Mordaza” me parece un error pero ¿significa que en este país no hay libertad de expresión? Aparte de lo irónico que resulta que quienes digan eso suelan ser los mismos que admiran regímenes en los que hay tantas carencias de derechos y libertades civiles y que también apuestan por una ley mordaza para los temas que les interesan, es claramente una exageración ya que el delito de difamación es polémico en todas partes, incluidas democracias maduras occidentales. ¿Diríamos que en Alemania no hay libertad de expresión porque condenan a todo aquel que muestre una esvástica? Otro tema: nos quejamos de falta de transparencia de las administraciones. Es cierto, pero no olvidemos que por ejemplo en los EUA el presidente ha decidido no hacer públicas sus declaraciones de impuestos y no pasa nada… Suiza es envidiado en España por sus continuos referendos pero a la vez tiene un servicio militar obligatorio que muy pocos querrían aquí. España está lejos de ser un país perfecto, eso lo sabemos todos, aunque tampoco estamos tan mal ya que en todas partes cuecen habas y todos tienen sus claroscuros

Por ejemplo, es común minusvalorar el turismo como actividad económica desde que es tan importante en nuestro país. Es un error, primero porque de donde surge la riqueza de un país no lo define, segundo porque tener tanto éxito en el turismo, conseguir que visitantes vuelvan una y otra vez, tiene mucho mérito y tercero, porque es simplificar demasiado nuestra economía: España tiene mucho más. Lo primero se explica fácil con un ejemplo: Noruega y Arabia Saudí viven básicamente de extraer fuentes de energía de sus subsuelos y no se parecen en nada. Lo segundo es sencillo de explicar: muchas naciones tienen buen clima pero no hay tantas que tengan estabilidad política, una divisa confiable, buenos transportes, alcohol barato –cierto- pero también la Alhambra o la Sagrada Familia con colas diarias, excelente gastronomía, establecimientos hoteleros de altísimo nivel (cualquiera que haya viajado al extranjero sabe esto),  etc. y eso dice mucho de nuestro país. Por último, claro que tenemos mucho más que turismo (y el turismo en sí engloba muchas más industrias que lo hacen posible) y la prueba es que fabricamos de forma tan aceptable una cierta variedad de productos y los sabemos vender tan bien que nos hemos convertido en una potencia exportadora (de hecho, exportamos el triple que hace 20 años). Hacemos buenos coches, nuestro sector agropecuario es excelente, tenemos una notable industria química y farmacéutica… Y por muy mal que nos puedan caer nuestras multinacionales, cualquier país las querría y además son de muy variados sectores: financiero, energético, telecomunicaciones, textil… ¿Cuánto porcentaje de nuestro estado del bienestar está financiado gracias a la actividad económica, directa e indirecta, que originan Santander, Inditex, Telefónica, Repsol etc.?

Se dice que es en los problemas cuando se forja el carácter de las personas, en su forma de afrontarlos y resolverlos. En mi opinión la crisis puso a prueba a España y a los españoles y estamos pasando con buena nota estos años, dudo mucho que otros países pudieran haber convivido con unas tasas de paro tan enormes y que no se disparase la criminalidad y se mantuviera el estado del bienestar. Es muy fácil, y hasta comprensible, criticar los recortes que ha habido pero habiendo sido tan intensa la crisis que por ejemplo sigamos teniendo una de las mejores sanidades públicas del mundo y que además la pueda disfrutar todo aquel que reside en España, es envidiable. Y sin copagos cuando en países más ricos que el nuestro es lo habitual. Por supuesto es muy caro mantener eso; y si hubiéramos sufrido un rescate total en verano de 2012 seguro que se hubiera visto muy damnificada pero salimos del hoyo. Puede que fuéramos culpables de haber hecho el agujero tan profundo pero salir de él y continuar siendo solidarios, eso tiene mucho mérito. Por ejemplo, llevamos 24 años seguidos siendo el país del mundo líder en trasplantes y, quizás es algo que la gente no sepa, todo trasplantado debe tomar inmunosupresores durante toda su vida, medicamentos que si no estuvieran subvencionados costarían cientos de euros cada mes.

Los españoles estamos progresando a pesar de nuestros políticos, y tenemos muchos defectos y nuestro país también, por supuesto, como todos. Hay mucho que resolver del presente, mucho que planificar para mejorar el futuro. Y está bien ser críticos pero debemos tener el suficiente criterio tanto para no creernos ni la versión del gobierno de turno afirmando que todo va bien ni la de cierta oposición que exagera tanto que parece que vivamos en un país tercermundista. Yo no soy optimista mirando hacia el futuro y soy consciente que si tenemos una buena calidad de vida media en España es gracias a nuestro excesivo endeudamiento público y a la acción de BCE pero otros países también han vivido un proceso similar, no han pasado una crisis tan profunda y en ellos no se vive tan bien. No nos quitemos mérito.

 

Share Button
Publicado en economía, españa, política, política social | Deja un comentario

Los 10 países más peligrosos para periodistas

Share Button
Publicado en datos | Deja un comentario

Especulando con el futuro

Hace poco me leí la segunda y tercera parte de 2001: Una odisea del espacio. Su autor, Arthur C. Clarke, me encanta porque mezcla en casi todas sus obras ciencia real (él era un científico) y ciencia ficción, combinación que me puede. Sin embargo, estas dos novelas no eran muy buenas, y si las cito es porque en la tercera, ambientada en 2061 y escrita en 1987, imagina una humanidad que ha avanzado mucho (de hecho, se ha colonizado parte del Sistema Solar y una nave aterriza en el Cometa Halley) tecnológicamente hablando pero considera que el acceso a grandes bases de datos es algo tan complicado que sólo algunos privilegiados tienen acceso a ellas. Es decir, en 1987 a un escritor imaginativo, que de hecho predijo en sus novelas algunos avances que luego sucedieron como los satélites artificiales o internet, no fue capaz de imaginarse algo tan común hoy como Google.

Es un ejemplo claro de lo imprevisible que es el futuro, incluso alguien con grandes conocimientos y una buena imaginación no es capaz de prever lo que puede inventarse ni lo que puede ponerse de moda en muy poco tiempo. Por eso tantas predicciones fallan y es precipitado preocuparse de más por lo que puede venir. Con el nuevo Euribor tenemos un ejemplo muy cercano, desde 2014 se está hablando de él, mucha gente ha opinado que sería fatal para los hipotecados, más de uno seguro que ha aceptado un tipo fijo en su hipoteca por miedo a él y al final… las pruebas demostraron que no era factible tal y como estaba planteado y que habrá que repensárselo, Y veremos si al final hay algún cambio algún año (y eso que el Euribor, a pesar de la alegría que está proporcionando por estar en negativo, sigue estando muy mal calculado).

Otro ejemplo: El Día de la Tierra empezó el 22 de abril de 1970 como un evento en el que se pretendía advertir sobre el destino de nuestro planeta si no se tomaban las medidas adecuadas. Sufundador fue un militante de izquierdas que se pasó al ecologismo y que lleva años en la cárcel acusado de asesinar a su exnovia y las predicciones que recopiló, la mayoría de científicos, hoy, casi 50 años después, pueden definirse sin lugar a dudas como exageradas: la civilización no durará más de 30 años, la crisis ambiental impedirá que el planeta sea apropiado para la vida humana, nos extinguiremos en poco tiempo, en 15 años empezará a escasear el alimento, la tasa de mortalidad se disparará por el aumento del hambre, en 1985 la población urbana deberá usar máscaras de gas por la polución, ésta reducirá a la mitad la visibilidad bajo la luz solar, para el año 2000 no quedará crudo, nacerá una nueva Edad del Hielo por culpa de las chimeneas industriales, los aviones a reacción que cubrirán la atmósfera con su humo…

Probablemente tanto pesimismo fue contraproducente porque se han exagerado tanto tantas previsiones que al final mucha gente no las toma en serio. Y sin embargo, es bueno especular sobre el futuro, por más que nos equivoquemos, hay que tener la vista puesta un poco más allá. Y es posible que en 1970 se equivocaran pero desde entonces la mayor preocupación por la ecología y el miedo al final de los combustibles fósiles han servido de mucho: se está cerrando el agujero de la capa de ozono, han aumentado las energías renovables, gran parte del mundo recicla… Y sí, al final el mundo va a mejor, aumenta la población y la esperanza de vida pero igual que ocurre eso, también se puede truncar la racha. Y es positivo que alguien se preocupe por ello.

Yo no tengo ni idea de si el cambio climático –sea por el hombre o no- será tan negativo como dicen algunos ni si las actuales predicciones sobre la salud del planeta están equivocadas pero como buen escéptico, igual que pasan cosas buenas que nadie espera, también creo que pueden pasar cosas malas. Y visto el escaso desarrollo –para lo que se imaginaba hace medio siglo- de la carrera espacial, no parece que tangamos alternativa a corto plazo: o cuidamos el planeta o tendremos muchos problemas. En cuanto al crudo, sé que muchas veces se ha profetizado erróneamente el peak oil y hay mucho optimismo por el uso del coche eléctrico, el frácking y el avance de otras fuentes de energía pero si vemos el consumo medio diario de petróleo en el mundo, da miedo.

Siendo un combustible de volumen limitado, el riesgo de que se acabe no ha desaparecido y, de hecho, las posibilidades de que pase son mayores que en 1970. La ciencia avanza rápidamente pero también crece a mucha velocidad el tráfico aéreo, ¿alguien ha descubierto ya cómo hacer despegar a un avión sin hidrocarburos? Es sólo un ejemplo pero creo que es evidente que sí, que por más que la mayoría de las veces nos equivoquemos, debemos ocuparnos –preocuparse ya es otro tema- de lo que puede ocurrir en el futuro.

 

Share Button
Publicado en economía, filosofía, Historia, materias primas, preguntas | Deja un comentario

Las uniones homosexuales legales son poco comunes fuera de Occidente

Share Button
Publicado en datos | Deja un comentario