Rectify (2013-2016)

Tras 4 temporadas, finaliza una de las mejores series de los últimos años o quizás de la historia. Por supuesto no es para todos los públicos, o más exactamente, para lo que la mayoría del público busca en una serie ya que no suelen buscar poesía y filosofía, que es lo que rezuma esta producción, y tampoco un ritmo pausado ni un guión en el que nunca hay certezas, ni siquiera en su último capítulo. Pero gran parte de su brillantez procede de lo que más la ha podido alejar de la audiencia ya que no busca el camino fácil. Esta no es sólo la historia de un ex-convicto que ha estado casi dos décadas en el corredor de la muerte por un crimen que parece que no cometió, esa es sólo la excusa. Si quieren ver buen cine, grandes interpretaciones, diálogos sugerentes… si buscan reflexión, inquietud, profundidad y reducen al mínimo sus expectativas de diversión, no se pierdan esta auténtica serie de culto. Qué tristeza que haya acabado.

Share Button

Acerca de DROBLO

"La vida es como el café: después de molerla, es"
Esta entrada fue publicada en crítica. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *