Sólo los amantes sobreviven (2013)

Tengo debilidad por el director Jim Jarmusch y esta película demuestra que tengo motivos para ello. Sólo él puede tomar el frívolo mito del vampirismo como arma para, con la ayuda de una fotografía excelente llena de sensibilidad, construir un relato filosófico tan intenso. Sé que entre los críticos hay quienes odian esta película, lo siento por ellos. Yo la recomiendo.

Share Button

Acerca de DROBLO

"La vida es como el café: después de molerla, es"
Esta entrada fue publicada en crítica. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *