Sons of anarchy

Tras 7 temporadas acaba -debía haberlo hecho antes- esta emblemática serie de moteros de un modo previsible y lógico. Difícil valorar un conjunto de capítulos tan irregulares, por un lado mucho entretenimiento, por otro interpretaciones sobreactuadas, por un lado guiones poco cuidados, por otro una dirección muy efectiva. Personalmente lo que más me ha gustado es la descripción del submundo de la delincuencia en las áreas rurales de los EUA con su fuerte componente racial y lo que menos la excesiva -y la mayor parte de las veces innecesaria- violencia. Recomiendo la primera temporada, las demás… sólo a los que se enganchen mucho…

Share Button

Acerca de DROBLO

"La vida es como el café: después de molerla, es"
Esta entrada fue publicada en crítica. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *