Star Wars VII (2015)

Uno de los estrenos más esperados que personalmente me ha hecho usar gafas 3D en un cine por segunda vez en mi vida (la primera fue hace como 30 años en un bodrio infumable llamado tiburón 3D si no recuerdo mal). El objetivo de esta película creo cumplió el objetivo de sus productores: que todos los que hemos visto varias veces las otra seis pagáramos la entrada y quedáramos enganchados para ver la VIII y la IX. Y supongo también habrá atraído a nuevos espectadores puesto que el tono es bastante más infantil que las tres últimas estrenadas, llenas de metáforas políticas que en esta no aparecen.

Está muy bien hecha, los actores “nuevos” hacen muy bien su papel y tiene un par de momento muy intensos (y uno es clave porque es la escena final) pero es decepcionante. Decepcionante porque el argumento es muy flojo y nada original, de hecho ya hemos visto la misma trama en Star Wars IV y V (las dos primeras que se estrenaron): androide que esconde un mensaje secreto que por casualidad acaba junto a alguien que desconoce el poder que tiene, conflictos padre-hijo, la “estrella de la muerte” de rigor que hay que explotar… El guión parece una parodia de la saga. Pero hay más, o en este caso menos, y es la frivolidad y falta de rigor con la que se tratan algunos temas, parece mentira tras tantos años de espera que no se cuiden más los detalles. Por de pronto la situación es extraña porque parece que hay una República enfrentada a unos ¿paramilitares? pero al ejército que defiende al gobierno le llaman la resistencia, como cuando luchaban contra el Imperio cuando en realidad son los defensores del status actual. Luego confunden galaxia con sistema solar, ¿o como se explica si no que estallen planetas en una galaxia y las explosiones se vean desde otro planeta lejano? Hay más pero no quiero abundar en los spoilers si bien no quiero dejar de citar el gran error que supone que alguien sin experiencia sea de repente tan hábil y tan fuerte. No coincide para nada con el sufrido aprendizaje -quizás los mejores minutos de toda la saga- que vivió Luke Skywalker junto al maestro Yoda y que daban valor al concepto de la fuerza. En esta película se frivoliza con el concepto más importante de la saga.

Imagino la volveré a ver cuando dentro de unos años la emitan por televisión pero espero la siguiente de esta trilogía cuide más el guión y no traicione la parte más trascendente de esta saga.

Share Button

Acerca de DROBLO

"La vida es como el café: después de molerla, es"
Esta entrada fue publicada en crítica. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *