The Martian (2015)

Una película entretenida, previsible, bien hecha a la vez que poco creíble (y no lo digo por cuestiones técnicas sino por la ausencia de conflictos humanos en situaciones de máximo estrés). Para colmo muestra una vez más al peor Ridley Scott que tanto se ha prodigado los últimos años, el que sólo saber hacer productos para el entretenimiento banal en lugar de al genial director de Blade Runner.

Pasable para pasar el rato e ideal para verla con niños dado lo insustancial y políticamente correcta que es.

Share Button

Acerca de DROBLO

"La vida es como el café: después de molerla, es"
Esta entrada fue publicada en crítica. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *