True Blood

Ha finalizado tras 7 temporadas esta serie que empecé a ver porque su creador lo fue también de la estupenda “A dos metros bajo tierra” (y después ha sacado la entretenida “Banshee”) pero con muchas dudas al tratarse de una historia de vampiros. Lo cierto es que sí, hay vampiros, hadas, cambiaformas, hombres-lobo, brujas… de todo pero también, en medio de muchas historias de amor y sexo, algo de crítica a la hipócrita sociedad rural norteamericana. Las primeras temporadas, dentro de lo fantasioso de los argumentos, tenían cierto sentido pero en las últimas las tramas se han alargado artificialmente con muchos capítulos, personajes y sub-tramas de relleno.
Yo he disfrutado con esta serie, dentro de lo frívola que es por supuesto. El capítulo final no me gustó pero en conjunto se pueden pasar buenos ratos con ella.

 

Share Button

Acerca de DROBLO

"La vida es como el café: después de molerla, es"
Esta entrada fue publicada en crítica. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *