Una breve historia de reconciliación

   En los años 20 del siglo pasado en el lavadero de su madre dos hermanos iniciaron su andadura como constructores de zapatillas deportivas, Ambos eran pioneros. Pero riñeron y Adi y Rudolf decidieron abrir una empresa diferente, cada uno en una orilla distinta del río que atraviesa su pueblo natal: Herzogenaurach.

 

   Ambas empresas se desarrollaron con éxito, una se llama Adidas y la otra Puma. Las diferencias comerciales y familiares también dividieron al pueblo y eso que ya hace muchos años Frank Dassler, nieto de Rudolf y por lo tanto “Puma” aceptó trabajar en Adidas intentando una reconciliación.

 

   En los últimos años las familias ya no son los principales accionistas: desde 2007 la francesa PPR posee más del 60% de Puma y en Adidas nadie posee más del 5%. Sin embargo, el pueblo sigue aún dividido por las rencillas de aquellos hermanos.

 

   La semana pasada, el 21 de septiembre –Día de la Paz-, mientras en España todos los medios hablaban del macroconcierto en Cuba, en este pueblecito de Alemania se producía el primer acto conjunto Adidas-Puma: un partido de fútbol entre empleados. Una pena que los dos fundadores de dos multinacionales nacidas en un pequeño pueblo murieran sin resolver sus disputas.

 

PD – Para completar esta información http://curistoria.blogspot.com/2009/10/puma-y-adidas.html 

Share Button

Acerca de DROBLO

"La vida es como el café: después de molerla, es"
Esta entrada fue publicada en filosofía. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *