Una mala decada para los “baby boomers”

Hace una generación, la mayoría de las personas no tenía ninguna participación directa en Wall Street. En los EUA menos del 6% de las familias poseían fondos de inversión en renta variable en 1980. Cuatro años después, ese número ya era de más del 10%, para alcanzar una participación de más de 24% en 1988. Con el cambio de siglo más de la mitad de todas las familias participaban en sociedades de inversión. ¿Por qué? La clave puede estar en que los baby boomers –nacidos tras la explosión demográfica post II Guerra Mundial- se convencieron de que las acciones siempre subirían, o de que si caían rebotarían rápidamente. El Dow Jones se desplomó el 23% el 19 de octubre de 1987, su caída porcentual más grande en un día, pero se recuperó en apenas 15 meses. Una década después, el Dow casi se había cuadruplicado desde allí.

La generación de la posguerra amontonó su dinero en las últimas novedades de la bolsa: acciones de biotecnología, internet o fondos cotizados en bolsa. Pusieron el dinero destinado originalmente para la educación universitaria de sus hijos en los llamados planes 529 y ahorraron para su jubilación invirtiendo en planes 401(k) y cuentas privadas de retiro (IRA), novedades que fueron apareciendo y que resistieron también el estallido de la burbuja tecnológica confiados en la revalorización de las propiedades inmobiliarias. Y llegó la actual crisis, sólo en bolsa de noviembre de 2007 a marzo de 2009 perdieron más de la mitad de todo el patrimonio –que sumar al 40% de depreciación de la vivienda- e incluso ahora aún se está un 30% por debajo de los máximos. Al ver el día a día de los mercados (¿Podrá el Ibex con los 12 mil? ) a veces perdemos la perspectiva pero cuando faltan menos de tres meses, para el dinero destinado a la jubilación de millones de norteamericanos se ha tratado de una década perdida. El S&P empezó el 2000 en las 1.469 unidades y ahora está 28% abajo. Este decenio es el segundo peor desde la década de 1930 y no por mucha diferencia. Las pérdidas durante esta década han promediado un 3,2% anual, en comparación con las de 5,3% anual en la década de 1930.

Por lo tanto el que la bolsa suba es para muchas personas un asunto de mucha importancia.

Share Button

Acerca de DROBLO

"La vida es como el café: después de molerla, es"
Esta entrada fue publicada en datos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *