Webs, noticias, curiosidades, artículos…

Cuenta Rosa Regás en su libro Ginebra, donde habla de sus vivencias en dicha ciudad, que tenía unos amigos suyos italianos que residían en Ginebra. Tenían muchos problemas con los vecinos, ante su costumbre de organizar fiestas.

La policía les había ya puesto varias multas ante las llamadas de los vecinos. Total, que, como querían organizar otra fiesta y no querían más multas, esta vez invitaron a los vecinos que más protestaban, especialmente a una vecina que tenían cerca.

Los suizos se lo pasaron fenomenal: bailaron, bebieron y se divirtieron hasta que a las dos de la mañana la vecina se fue arrastrada por su marido, mientras decía: ‘Ahora comprendo por qué se oyen risas y voces siempre. ¡Cómo me he divertido! Hacía años que no bailaba ni me reía tanto, qué divertido, muchas gracias son ustedes muy amables. Muchas gracias’.

Pues bien, la señora abrió la puerta de su casa y… llamó a la policía. Ya ven, las reglas son las reglas. Al día siguiente, cuando los italianos le afearon su postura, cuenta Rosa que la señora no entendía su enfado. ‘Las reglas son las reglas’, decía sorprendida

*-*

La crisis servirá para unir Sicilia al resto de Italia

http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/business/newsid_7929000/7929496.stm

*-*

Interesante teoría contra el crimen

http://findesemana.libertaddigital.com/urge-crear-la-figura-del-arrepentido-1276236349.html

*-*

En el año 1630 cuando el muy famoso cardenal Richelieu hacía de las suyas en Francia no había demasiados modales en la mesa. La mayoría de los varones habitantes de Francia sólo tenían (si lo tenían) un cuchillo. Aquella arma servía para todo, para apuñalar al adversario en una riña, para cortar la comida o para abrirle la panza a un animal, todo se hacía con el mismo cuchillo. Tan sólo los nobles tenían algún cuchillo más para diferentes usos. Los aristócratas que poseían varios, por supuesto como Richelieu, cuando tenían invitados a comer en casa, aunque nunca era un número excesivo, ponían cuchillos especiales para comer, algo que sólo se hacía en casas de elevada posición y que daba un toque de distinción y de categoría, pero sus invitados tenían una costumbre que sencillamente ponía los pelos de punta al cardenal Richelieu y a cualquier comensal un poco decoroso. Lo que hacían durante y después de las comidas era que utilizaban el cuchillo para sacarse de los dientes los restos de comida. Además más de una vez los cuchillos de mesa de la época que terminaban en punta como todos eran utilizados como arma en alguna que otra disputa en la mesa.

El caso es que en ese año el cardenal, harto de los repugnantes actos de sus comensales con los cuchillos que ponía a su disposición en la mesa con lo caros que le costaban, ordenó a sus criados que limaran las puntas de todos los que se usaban para la mesa. Al tener las puntas romas ya no servían para tan repulsiva costumbre. Lo que hizo el cardenal fue imitado rápidamente por muchas otras casas de la nobleza francesa que también ponían cuchillos a disposición de los invitados, por lo que estos no usaban los suyos propios como era costumbre y poco a poco se fue extendiendo la práctica y por eso desde entonces, y ya han pasado casi 400 años, en nuestras mesas los cuchillos que utilizamos para la comida en general, ya que hay excepciones, son de puntas redondeadas. Así que según los investigadores de historia de la gastronomía el inventor del cuchillo de mesa es sin duda el temido, por otros motivos ajenos al decoro en la mesa, Cardenal Richelieu.

*-*

Un mono que usa su inteligencia para la violencia

http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/science/newsid_7934000/7934027.stm

*-*

1984, de Orwell; Guerra y Paz, de Tolstoi; el Ulises, de Joyce; y la Biblia.  Según una encuesta realizada en Gran Bretaña, el 65% de los preguntados admite mentir al decir que leyó clásicos de la literatura como los cuatro citados, que figuran en el top de los pretenciosos.

*-*

Los republicanos ya especulan en un candidato contra Obama que es joven, de piel oscura, de origen indio y católico

http://exteriores.libertaddigital.com/bobby-jindal-la-gran-esperanza-republicana-1276236351.html

*-*

¿Queréis visitar la vivienda del presidente francés? Sólo hay que pinchar en cada foto y tienes una visión panorámica

http://www.elysee.fr/panoramic/index.php

Share Button

Acerca de DROBLO

"La vida es como el café: después de molerla, es"
Esta entrada fue publicada en mix. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *